Una noche en Barcelona

Una velada memorable y hermosa en Barnasants. La diáspora aragonesa no me falló y allí estaban un montón de amigos pasando por la taquilla para apoyar la manutención del poeta cantante y la educación “pública y laica” (ayer era mi día, ¿no?) de su hija. Un camarero negro del Berlín, esquina Muntaner con Diagonal, mientrasSigue leyendo “Una noche en Barcelona”