EL ESTANTE

Enhorabuena a todos los premiados de la música aragonesa, y en especial a Carmen París que estaba nominada conmigo en la categoría de mejor solista. Carmen me llamó ayer al mediodía desde Zaragoza para preguntarme si iba a la ceremonia y ya le dije que no podía, que “si hay que ir se va pero que ir por ir” y que seguro que lo ganaba ella porque el año que me lo dieron a mí me invitaron a cantar en la gala y ayer a Carmen le tocaba cantar. Me preguntó que si me lo daban a mí que si lo recogía ella y que qué decía. Nos reímos. “Da las gracias y dedícaselo a los que nos difaman y calumnian, ¿qué sería de ellos sin nosotros?”.  Dicen que por cada enemigo que nos sale  (y no hay que hacer nada para tenerlos salvo ir a tu bola y ser feliz) ganamos cien seguidores. Echaron un buen “capazo” (en Huesca: liarse a hablar) la París y el Petisme, ayer, sí.

El pequeño teatro de los libros

Hablando de premios, uno de esos bonitos, inolvidables y para contar a los amigos es el correo que abrí hace unos días al regresar del dentista bajo los efectos de la anestesia.

“Estimado Ángel,
somos Ciro y Carolina de la librería “El pequeño teatro de los libros” (c/ Silvestre Pérez nº21, Las Fuentes, Zaragoza). Colabora con nosotros Ignacio Escuín y hemos tenido una idea que nos gustaría comentarte pues nos encantaría que aceptases nuestro pequeño regalo.
Hemos decidido otorgarte un estante de nuestra librería y ponerle tu nombre como premio a tu larga trayectoria y tu dedicación. Es la primera vez que otorgamos un regalo de estas características así que espero que entiendas lo importante que es para nosotros.

En dicho estante tendremos todos tus libros que podamos conseguir y si a ti te parece bien las recomendaciones que tú quieras hacer o tus cinco libros favoritos (da igual el género).Necesitamos saber qué días vas a estar en Zaragoza para preparar la inauguración de tu estante (si aceptas, claro).

Como para nosotros es un premio importante, el más importante que nosotros podemos otorgar, nos sentiremos muy felices de tenerte entre nosotros y nuestros libros.
Mil gracias.”

En un correo previo, Ignacio Escuín, joven poeta y editor de mis poemas palestinos en Eclipsados, me avisó que me preparan varias sorpresas de cariño aprovechando que voy el día 12 de febrero a la Universidad de Zaragoza a hacer una lectura de poemas junto a un gran poeta y amigo, Fernando Beltrán. Y digo yo, que nací en el 61 como Obama, que me veo ahora con la madurez y la paz de espíritu pero con el mismo fuego y la tormenta adolescente para escribir, cantar y componer algo bueno, ¿tan mal me ven, tanto huelo a cadáver que ha llegado la hora de los homenajes? ¡Y yo que quería ser un maldito en vida!

El caso es que después del recital poético en la Facultad de Filosofía y Letras a las 20 h. y tras cenar, me huelo que me preparan algo “terrorífico” (ya será viernes 13) en un local de Zaragoza.Y ese mismo día por la tarde acudiré a la librería “El pequeño teatro de los libros” (menos mal que es pequeño) a inaugurar el famoso estante con mi nombre.

Sólo pido para el futuro que, si me ponen una calle en Calatayud o Zaragoza, no me hagan como a Buñuel en Calanda que le dedicaron la calle donde se iban a mear y vomitar todos los borrachines del pueblo. Yo, puestos a pedir, quiero una donde no pegue la ciercera, luminosa, con vistas y con chicas preciosas en minifalda a las que les pueda silbar y echarles flores desde mi plaquita.

Anuncios