A LA LUZ DE LAS VIEJAS PREGUNTAS

El viernes noche subiendo hacia el valle de Benasque, entre desfiladeros y bajo  colosales montañas en sombras, nos topamos en medio de la carretera con un zorro y después con un tejón. Recordé la mirada de un jabalí herido y atontado al atardecer, en la raya del medio, la última vez en esa misma carretera.Sigue leyendo “A LA LUZ DE LAS VIEJAS PREGUNTAS”